Hasta los momentos han llegado poco más de 67 millones de piezas de los nuevos billetes. El Presidente Maduro ratificó las cantidades de billetes que han llegado los últimos días al país, anunciadas previamente por José Khan, miembro del Directorio del Banco Central de Venezuela (BCV).

De acuerdo a las palabras del mandatario nacional, el lunes 16 de enero entrarán en circulación 60 millones de piezas del billete de Bs. 500; 4,5 millones de piezas del billete de Bs. 5.000 y 2,9 millones de piezas del billete de Bs. 20.000. En total, esto suma 67,4 millones de piezas de la nueva familia de billetes, que equivalen a Bs 110.500 millones.

 Los billetes que entrarán en circulación representan menos del 20% del valor de los billetes de Bs. 100 en circulación. De acuerdo con cifras del BCV, actualmente circulan 6.253,5 millones de piezas de billetes de Bs. 100, que equivalen a Bs. 625.349,5 millones. Esto quiere decir, que los nuevos billetes que entrarán en circulación representan alrededor del 18% del valor de los billetes de Bs. 100 en circulación. 

 Todo parece indicar que el billete de Bs. 100 se mantendrá vigente por más tiempo del previsto por el gobierno. Posponer múltiples veces la caducidad del billete de Bs. 100 parece ser una estrategia del gobierno para desincentivar a la población de retirar grandes cantidades de efectivo o para disminuir la frecuencia de los retiros. La amenaza de sacar abruptamente de circulación el billete de Bs. 100 se hace cada vez menos creíble, por lo que esta estrategia irá perdiendo efecto en la medida en que se haga cada vez más predecible.

 El problema de la escasez de efectivo persistirá. Con una inflación que se mantendrá acelerándose en 2017, los retrasos en el reemplazo del cono monetario auguran una agudización de las restricciones a las transacciones por la escasez de billetes. Además, poco se sabe sobre nuevos cargamentos de billetes que sirvan para sustituir todas las piezas de Bs. 100. Es previsible que los problemas con la disponibilidad de efectivo se mantengan por unas semanas —o incluso meses— más.

Fuente: http://prodavinci.com/