Por lo menos 449 empresas de servicios brasileñas habrían dejado de exportar hacia Venezuela por la difícil situación que se presenta al esperar el pago por ellos, según publico la agencia española EFE citando a una información suministrada por el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

“Con ese resultado, el país que llegó a ser el séptimo principal destino de los productos brasileños, cayó a la posición 37”, indica Folha de Sao Paulo. El comercio entre Brasil y Venezuela llegó a alcanzar techos de unos 5.000 millones de dólares anuales entre 2008 y 2010, cuando comenzó a ceder afectado por la crisis global.

Sin embargo, la caída se acentuó a partir de 2013, cuando Venezuela comenzó a sumergirse en las agudas dificultades económicas que actualmente afectan incluso el suministro de productos básicos, de los que Venezuela sufre una escasez histórica.

Gran parte de los bienes y servicios que Venezuela compra en muchos rubros, en especial el alimenticio, son comprados en Brasil, lo cual ha venido afectando las importaciones venezolanas y la búsqueda de otros mercados para satisfacer sus demandas.