Habitantes de “La Llovizna” habían denunciado en el mes de octubre a El Pitazo Radio que los iban a desalojar a pesar de tener títulos de propiedad, por supuestas órdenes del Alcalde del municipio García de Hevia

A pesar de contar con títulos de propiedad,140 familias fueron desalojadas la tarde de este jueves de “Residencias La Llovizna” ubicadas en la localidad de La Fría, municipio García de Hevia del estado Táchira, por parte de efectivos de la Guardia Nacional (GN), de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Policía del Táchira.

En octubre de este año, habitantes del lugar denunciaron a través de El Pitazo Radio que el alcalde, Willintong Vivas, había dado la orden a través de su espacio radial de que fueran desalojados, pero en ese momento no se ejecutó la medida, hasta este jueves cuando el jefe de Seguridad Ciudadana de la Gobernación del Táchira, Ramón Cabeza, arribó al lugar.

Nancy Chaparro habitaba desde hace cuatro meses en uno de los apartamentos de las siete torres construidas por la Gran Misión Vivienda, junto a otras cuatro personas, entre ellas dos menores de edad. Anteriormente, vivía en la casa de su suegra, pero al salir de allí, esta alquiló la habitación y ahora no tiene a dónde llegar.

Denunció que las autoridades regionales llegaron a sacarlos sin orden de desalojo y amenazándolos con llevárselos detenidos si no permiten que sus enseres sean retirados. Indicó que mientras esto ocurre, un grupo de personas esperan a las afueras de las residencias con carpetas en mano para que les sean asignados los apartamentos.

Chaparro desconoce cuál será su paradero, pues se niega a irse al refugio ubicado en el sector “5 de Julio” de La Fría, por estar lleno de “monte y culebra”, lugar que les ofrece el Jefe de Seguridad Ciudadana.

“Nosotros tenemos título y todo, pero después de tener casa nos hicieron firmar para apartamento, y luego de eso salieron con un chanchullo de que ya no somos propietarios de los apartamentos. Estamos pagándolos por Banabih, somos 140 familias, que con niños y adultos somos unas 400 personas. Si no nos salimos, nos amenazaron con llevarnos detenidos. Nos esposan y nos llevan”, expresó.

Fuente: El Pitazo