Las expropiaciones han sido desde los inicios de la Revolución Bolivariana un símbolo de sus capacidades. Durante la mañana de este miércoles unio de estos procesos fue ejecutado por el jefe de los Comités de Abastecimiento y Producción (Clap) Freddy Bernal sobre un grupo de viviendas y galpones situados en la zona de Mamera-El Junquito en donde se habrían llevado a cabo varios desalojos de viviendas y galpones de forma arbitraria.

La decisión ocasionó un colapso en la carretera que pasa por esa zona en la que están establecidos negocios ferreteros y areneros, además de viviendas familiares en la que cada uno de los miembros de las propiedades fue sacado a la fuerza.

El colapso en la vía fue provocado por los mismos habitantes que en señal de disgusto y enojo trancaron el transito para exigir sus derechos y la devolución de sus propiedades, mientras se dirigían con total claridad a Freddy Bernal por querer usar sus terrenos para la supuesta creación de una planta administradora de alimentos.

Fuente: El Carabobeño