El consumo de carne al año, por personas, cayó de 23 kilos en el 2012 a 8 kilos en el 2016, de acuerdo con declaraciones de Carlos Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos.

Caracas.- El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Carlos Eduardo Albornoz, aseveró, la mañana de este domingo, que las políticas empleadas por “un grupo de funcionarios públicos” en materia alimentaria, obedecen a un «plan de sometimiento» hacia la población.

Asimismo, indicó que el aumento de salario mínimo decretado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el 12 de agosto, responde a “regímenes esclavistas donde el trabajador labora solo por los alimentos”.

“El aumento del salario nos parece que es absolutamente primitivo porque no puede ser que nosotros vayamos a regímenes esclavistas donde el trabajador laboraba solo por los alimentos, porque reiteramos que esto obedece a un plan de sometimiento de un grupo de funcionarios públicos que intentan someter a la población por la vía de los alimentos”, sentenció.

En declaraciones al periodista Carlos Croes durante su programa Diálogo Con… Albornoz alertó que para finales de año, seguramente, exista menos oferta de animales para la matanza debido a que no se trajeron semillas de pasto y tampoco existe un “plan de semilla en Venezuela”, por lo que los productores están sacrificando animales con bajo volumen corporal e incluso a “hembras sanas” para poder suplir parte de la demanda en el sector.

Por otra parte, descartó las declaraciones del ministro de Agricultura y Tierras quien expreso el 21 de agosto que para este año se estimaba la producción de más de 2 millones de toneladas de maíz, por lo que adelantó que se podría, cuando mucho, superar un millón de toneladas, pero que “no alcanzaría para abastecer el consumo de harina precocida” por parte de la población.

“Ojalá se estuviera ocupando el ministro de la durísima sequía que golpea, por cuarto año consecutivo, no solamente a las zonas centro orientales del país, sino también (…) la zona alta de Mérida. Ojalá se estuviera ocupando (…) de la falta de insumos que aqueja a los productores o de la materia prima para procesar alimentos balanceados”, apuntó.

Albornoz afirmó, además, que debido a la falta de agroquímicos y fertilizantes aunado a la sequía, en la actualidad solo existe la mitad del pasto cultivado que sirve de consumo para el ganado cuando anteriormente existían alrededor de 9 millones de hectáreas sembradas, lo que trae como consecuencia una disminución en la oferta de carne e incide en el alza de los precios de este rubro, así como de la leche.

El presidente de Fedenaga también informó que el consumo de carne por persona bajó de 23 kilos al año en el 2012 a los 8 kilos que e consumen en el 2016.

Igualmente, alertó que los venezolanos dependen cada vez más del Gobierno Nacional para poder adquirir los insumos y que “las políticas públicas obedecen a un sistema ideológico para someter al pueblo”.

“Venezuela adolece de un conjunto de políticas públicas coherentes realmente que impulsen, no solamente al sector agronómico, al sector agroproductivo, sino a todo el sector económico venezolano que realmente está en una situación muy compleja”, puntualizó.

 

Fuente: El Universal