El presidente de Empresas Polar se vio obligado a suspender su viaje a Ecuador tras ser retenido por el INAC en el aeropuerto de Barquisimeto

Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, denunció esta tarde un “hostigamiento absurdo” en su contra por parte de las autoridades venezolanas, tras verse obligado a suspender su participación en una actividad de comercio en Quito, Ecuador, debido a una retención a la que fue sometido por el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil.

Desde el aeropuerto de Barquisimeto, Mendoza denunció que las autoridades del INAC le impidieron salir del país al vuelo que tenía previsto con destino a Ecuador, donde iba a participar en una actividad de la Cámara de Comercio de ese país, en conjunto con el Estado ecuatoriano.

“Aunque le parezca increíble al gobierno, al Estado venezolano, en todos los países de Suramérica y Latinoamérica los gobiernos, los estados y los privados trabajan juntos. Entonces tienen una actividad donde mi presencia era requerida e iba a estar allá”, indicó.

En este sentido, Mendoza expresó sus disculpas a Ecuador por no poder participar y afirmó que regresaría directamente a Caracas, si las autoridades no vuelven a retenerlo.

“Es una persecución, un hostigamiento absurdo, bárbaro. También la policía política me persigue”, denunció en un video difundido en redes sociales.

En otro video, también desde el aeropuerto desde Barquisimeto, Mendoza indicó que las plantas de harina precocida de maíz de Polar tienen seis días paralizadas por falta de materia prima.

El empresario responsabilizó al gobierno venezolano por esta paralización de la industria de harina precocida, al imposibilitar el acceso a materia prima y, además, colocar condiciones inaceptables para los productores y distribuidores.

Indicó que su empresa presentó en Miraflores un acuerdo entre productores y distribuidores para lograr la producción y venta de harina precocida de maíz a un precio de Bs. 770, que permitiría reactivar la producción. Sin embargo, señaló que no han obtenido respuesta alguna.

“Pierden los productores, pierde la agroindustria, y el gobierno importando y vendiendo al consumidor a 2.500 bolívares una harina precocida de maíz, a nosotros nos hacen vender a 180 bolívares. ¿Hasta cuándo la destrucción del aparato productivo nacional?”, culminó el empresario.

En horas de la tarde, Empresas Polar había denunciado la retención de Mendoza en Barquisimeto, sin ofrecer mayores detalles sobre la razón del INAC para la medida.

Fuente: http://www.contrapunto.com/