Los retrasos en los pagos por parte de Petróleos de Venezuela (PDVSA) a la empresa de servicios Schlumberger tienden a agravarse.

 Los retrasos en los pagos por parte de Petróleos de Venezuela (PDVSA) a la empresa de servicios Schlumberger tienden a agravarse luego que la estatal asumió el control operacional de seis gabarras de perforación y reparación de pozos que operan en el lago de Maracaibo y que generan más de 300 puestos de trabajo directos.
 Pese a este anuncio hecho por PDVSA que indicaría la posible ida de esta compañía de Venezuela, la nota difundida por la estatal señala que se mantienen las negociaciones para que esta compañía permanezca en el país.

“PDVSA y Schlumberger discuten actualmente los términos de transferencia de estos activos dentro de un clima de absoluta cordialidad, impulsado por la voluntad de la empresa de servicios de ejecutar grandes proyectos tanto en la Faja Petrolífera del Orinoco como en el lago de Maracaibo”, indica la nota de prensa. “PDVSA garantiza el derecho al empleo de 358 trabajadores liquidados por Schlumberger, luego del vencimiento de contratos relacionados con la operación de estos equipos”, añade.

En el comunicado se asegura que “otras dos grandes empresas especialistas en operaciones de taladros” trabajan junto a PDVSA en el manejo de las gabarras, pero no se especifica cuáles son las empresas que fueron contratadas para llevar adelanta la operación que estaba a cargo de Schlumberger.

Una nota de la agencia de noticias Reuters señala que esas compañías serían las firmas chinas Bohai Drilling Service y la CNPC. http://www.reuters.com/article/us-venezuela-oil-schlumberger

PDVSA tampoco se refiera a la deuda que acumula con esta compañía de servicios, pero en abril de este año esta transnacional emitió un comunicado en el cual anunciaba su disminución de sus actividades en Venezuela debido a los pagos insuficientes y a la ausencia de mecanismos que establezca un plazo para honrar esas obligaciones.

Fuente: Petroguía.com