Desde hace años la clase política que detenta el poder, insiste en que «la validez de la propiedad privada depende de su función social», muletilla que ha servido como coartada a más de un enemigo del derecho de propiedad en el siglo XXI. Para aclarar tan difundido error, recurrimos a una de las mentes más lúcidas del siglo XX, Ludwig von Mises quien expresó: “En la economía de mercado la propiedad de los medios de producción se adquiere y se conserva sirviendo al público; y se pierde cuando éste se considera insatisfecho. La propiedad privada de los medios de producción resulta, pues, un mandato público, por así decir, que es revocado tan pronto como los consumidores desde su punto de vista consideran que otras personas utilizarían dichos medios en forma más eficiente”.
Esta es la actual y auténtica función social de la propiedad en el marco del sistema de la libertad, incluso económica; la “producción en masa para las masas”; única forma, además, de seguir los adelantos tecnológicos que permiten incrementar el bienestar general, para que cada cual disponga de cada vez más horas libres, para dedicarlas a su realización integral más allá de satisfacer sus necesidades básicas, de acuerdo con su conciencia y con las condiciones y gustos que cada uno tenga.
Pero surge ahora otra cuestión que genera controversia. Obtenida la ganancia que es el premio que otorgan los consumidores a los productores más eficaces ¿qué puede hacer el empresario con ella? Puede hacer dos cosas: distribuirla entre los trabajadores de su fábrica, o destinarla a la adquisición de nuevas máquinas y tecnologías para aumentar la productividad y disminuir los costos de producción, lo que permitiría reducir los precios, que beneficiaría a los consumidores y con ello, a la sociedad en general. Es la diferencia entre la solidaridad con unos pocos y a corto plazo, y la cooperación voluntaria para con todos, incluyendo a muchos cuya existencia se ignora.
Decía Hayek en su obra “El espejismo de la justicia social”: “En la sociedad abierta, como le llama Popper, es mejor invertir la propia fortuna en instrumentos que permitan producir más y a mejores precios, que distribuirla entre unos pocos; que resulta preferible satisfacer las necesidades de miles de personas desconocidas en lugar de atender a la de unos pocos allegados conocidos. De hecho y por lo general, es persiguiendo nuestros propios intereses como haremos el bien a nuestros semejantes; se acabará beneficiando a un mayor número de personas si trata de aumentar sus propios ingresos que si se limita a satisfacer las necesidades de ciertas personas de su entorno. Esto último corresponde a la pequeña sociedad, la tribal; lo primero a la sociedad moderna con población en constante aumento, cada una con expectativas crecientes”.
Por eso mismo Mises señala que “el liberalismo integral y científico hace posible conciliar el Egoísmo (afán de progreso del empresario y del obrero productor) con el Altruismo (mayor bienestar para el mayor número), conciliar las aspiraciones del hombre y de la sociedad (porque el progreso de uno ocurre en la medida en que mejore la condición social de su prójimo); conciliar la economía y la ética (porque esa economía de mercado es la única que posibilita la cooperación voluntaria indispensable para la convivencia pacífica entre millones de personas, incluso desconocidas entre sí)”.
Tales aparentes paradojas se reducen a la oposición entre intereses a corto plazo (solidaridad) o a largo plazo (cooperación voluntaria), teniendo en cuenta las consecuencias no sólo a corto plazo y para unos pocos, sino para todos y en forma permanente. Es este uno de los más importantes postulados del liberalismo, indispensable para que la democracia prospere más allá de la demagogia de corto plazo de imponer una solidaridad obligada cuando en verdad se tiene que asegurar la libertad de todos en el largo plazo.

Las 5 noticias más importantes

Un reporte periódico de actualidad a fin de conocer de forma más cercana la situación cotidiana de la propiedad privada en Venezuela.

1) Comuna El panal asegura que su billete es imposible de falsificar
Robert Longa, Salvador Salas y Pablo Jiménez, voceros del Colectivo Alexis Vive y de la Comunal El panal 2021, ofrecieron una rueda de prensa ante medios internacionales para aclarar aspectos de la moneda comunal…  || Fuente: elestimulo.com

2) Venezuela ocupa el penúltimo lugar en derechos de propiedad
Desde el año 2010 la temporada navideña en Venezuela ha estado marcada por una política sistemática de ataques a la propiedad privada por parte del gobierno … || Fuente: El.nacional.com

 

 

3) 59 trabajadores de Saniplástica llevan cuatro años a la espera de sus prestaciones

Sin respuesta desde hace más de cuatro años. 59 trabajadores de la empresa Saniplástica filial de Sanitarios de Maracay, esperan el pago de sus prestaciones desde el año 2013 cuando la empresa fue expropiada por el estado. || Fuente: El-carabobeno.com
4) Protestan en Candelaria a nueve años de la expropiación del Sambil
Este 21 de diciembre se cumplen nueve años de la expropiación ilegal del Sambil La Candelaria ordenada por el entonces presidente Hugo Chávez… || Fuente: Elestimulo.com
5) Invaden residencias plaza mayor en el este de la ciudad
La mañana de este lunes 1° de enero un grupo de más de 100 personas entraron de manera ilegal a los apartamentos de la torre Plaza Mayor frente al Centro Comercial Sambil, al este de la ciudad. || Fuente: Laprensalara.com

———————————–

Elaborado por: Rafael Quiñónes – investigador Observatorio de Derechos de Propiedad

Para más información: observatoriopropiedad.cedice@gmail.com

Observador de coyuntura #TuPropiedad

2018-01-02T16:48:18+00:00