Iván Freites, dirigente sindical de la empresa, aseguró que en los campos petroleros ni siquiera hay agua potable. Aseguró que este año la producción de petróleo ha caído 300.000 barriles

Iván Freites, dirigente sindical de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), aseguró que los trabajadores de la empresa estatal viven una «situación de la calamidad y hambre nunca antes vista».

«No hay ni agua potable en los campos petroleros», expresó en entrevista ofrecida al programa radial La fuerza es la unión.

También se refirió a la caída de la producción de petróleo, destacando que este año el déficit es de 300.000 barriles.

«Pdvsa, en el año 2000, tenía 42.000 trabajadores y producía 3,2 millones de barriles (…) Ahorita hay más de 170.000 empleados y producimos 2,09 millones de barriles».

Esta situación ha provocado que incluso escasee la gasolina en estados como Táchira o Falcón. «La importación de gasolina se transformó en un eje de corrupción nunca antes visto», lamentó Freites, quien además afirmó que hay diputados y familiares de ellos que cobran en la empresa.

Ayer el presidente Nicolás Maduro reconoció que existe corrupción en Pdvsa, así que decretó una restructuración de la empresa.

Fuente: http://www.el-nacional.com/