«Jamás permitiré que se materialice la Ley de títulos de propiedad de la Misión Vivienda» Nicolás Maduro.

En la sesión de la AN de este jueves se aprobó en 1era discusión el proyecto de Ley de Otorgamiento de títulos de propiedad a beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela. La propuesta impulsada por Julio Borges, pretende convertir a los adjudicatarios en propietarios. La bancada del PSUV salvó su voto por considerar este proyecto como algo inconstitucional. Un propietario deja de ser un devoto, y así se hace muy incómodo para un partido que ya es minoría, imponer sus planes. En su línea argumental, pareciera que el Estado debe reservarse el poder de chantajear a los beneficiarios de las misiones sociales. 

No, no y no
Nicolás impuso una cadena de radio y televisión para instar a la ciudadanía a movilizarse contra este proyecto, para que desconozcan la legitimidad de la Asamblea Nacional y de paso para amenazar al pueblo que dice representar: si la Asamblea aprueba la Ley, se acaba la Misión Vivienda.

Como si se tratara de un monarca, Nicolás preguntaba retóricamente si creemos que él va a permitir que la AN haga su trabajo. Nadie subestima tanto al pueblo como el PSUV. El riesgo es que las viviendas sean privatizadas. «No quiero show, ni comiquitas, esas viviendas las hicimos los chavistas», coreaba un grupo de espontáneos manifestantes en las afueras del Parlamento. “¡No quiero ser propietario!”, hubiese sido más justo.

Este proyecto de Ley, movilizó a Nicolás a firmar el decreto para la creación del Registro público inmobiliario de la Gran Misión Vivienda Venezuela, para acelerar los procesos de protocolización de los inmuebles, lo que me ayuda a especular que a estas alturas no tienen muy claro cuántas viviendas son, ni a quiénes se las han otorgado. También ordenó que el Fondo Simón Bolívar fuera adscrito de manera directa al Ministerio de Vivienda y Hábitat, para profundizar el impulso de la GMVV. 

Ahora sí
“El tiempo constitucional para un referendo revocatorio ha llegado”, afirmó hoy Henrique Capriles, reflexionando sobre la profundización de la crisis económica, social y política, mientras recordaba que la paciencia de los venezolanos tiene un límite. Capriles dijo que Nicolás suma argumentos “para que los venezolanos tomemos una decisión sobre el cambio de gobierno”, aún a costa de su propia gobernabilidad -o creyendo que un conflicto social de gran envergadura podría oxigenar su gestión-, pero el gobernador enfatizó que el único desenlace de esta crisis “debe ser constitucional, pacífico y democrático».

Zika
Luisana Melo, ministra de Salud, reveló este jueves que en Venezuela se han registrado 4.700 casos de pacientes con Zika, mientras colaba que “probablemente hay un subregistro de casos sospechosos”. Esta noche, el Dr. Julio Castro -@JulioCastroM en Twitter- conversó con Nelson Bocaranda, y habló de 250.000 casos ciertos en Venezuela, una diferencia exorbitante con respecto a la cifra oficial.

La doctora Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud, ha señalado que el nivel de alarma ante esta enfermedad es extremadamente alto, por cuatro motivos: la posible relación del virus con los casos de microcefalia detectados en algunos bebés, por la diseminación internacional que se espera del mismo, por la falta de inmunidad que tiene la población expuesta a él; y por la ausencia de una vacuna o de herramientas de diagnóstico rápido disponibles.

Según los datos de la OMS, el Zika se está expandiendo de forma explosiva. Estiman de tres a cuatro millones de casos en América. El próximo lunes, la OMS reunirá a su comité de emergencia para acordar medidas para los países afectados. Han sido enfáticos con que esto no es el ébola: si pueden controlar el mosquito Aedes aegypti, pueden controlar su impacto.

Alimentos
Manuel Larrazábal, presidente de Cavidea, reportó que en los últimos cuatro meses ha caído en 10% la producción de las empresas afiliadas al organismo. Esta baja obedece a varios factores: las limitaciones para el acceso a las divisas, la falta de pago de la deuda que mantienen con sus proveedores internacionales, el congelamiento de precios de productos regulados y la disminución de la productividad laboral.

En la Asamblea
La mayoría de la MUD también introdujo el proyecto para otorgar cestatickets a jubilados y pensionados y se dio orden para que sea distribuido entre los diputados. Se aprobó por unanimidad un acuerdo por el día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto y otro con motivo de la Celebración del Día Internacional del Cine.

Mientras tanto, Nicolás sigue sin entender el nivel de desesperación que signa la cotidianidad de los venezolanos, o peor aún, entendiéndolo, ha decidido ignorarlo. A todos los graves indicadores que conocemos: inflación, escasez de alimentos, medicamentos y productos de higiene personal, súmenle ahora la crisis del agua. Pero es más importante llamar a desconocer a la Asamblea Nacional.

Fuente: El Zaperoco de Naky