La empresa entra en proceso de reestructuración y los trabajadores recibirán su dinero en la Inspectoría del Trabajo

alera.- La junta interventora del Central Azucarero Trujillo C.A. liquidó a 339 trabajadores, según un comunicado de prensa del Ministerio para el Proceso Social de Trabajo. La empresa, intervenida por el gobierno, entra en proceso de reestructuración para iniciar una nueva captación de personal y activar los molinos que están paralizados desde noviembre de 2016.

El central azucarero, expropiado desde el 2007, ha pasado por un sinfín de altos y bajos en su producción. El sindicato de trabajadores había denunciado presuntas irregularidades de la gerencia que impedían laborar al 100% y garantizar el suministro del producto de primera necesidad que tiene rato fuera de los anaqueles de los supermercados.

Tras la acumulación de conflictos, el Estado venezolano nombró una junta administrativa liquidadora, en enero de 2017, que cesó las funciones de los 339 trabajadores y entregará la liquidación en la Dirección Estadal del Ministerio de Trabajo, entre el 15 y el 17 de febrero de 2017, de acuerdo con la boleta de notificación publicada en medios regionales.

El molino, principal empresa estatizada del municipio Motatán, al oeste del estado Trujillo, inició el mes de enero con un conflicto. El sindicato de trabajadores paralizó las actividades ante la falta de respuestas de la gerencia para resolver las exigencias no solo laborales sino también de mantenimiento y materia prima.

Desde la otra acera, los representantes de la empresa denunciaron al grupo de trabajadores como saboteadores, y agregaron que paralizaron el mantenimiento para evitar el inicio de la zafra 2017. Por esas acciones, a mediados de enero, 13 sindicalistas fueron detenidos y puestos a la orden de las instancias judiciales por boicot y otros delitos.

Tras la detención de los huelguistas, equipos militares tomaron las instalaciones del viejo central azucarero. Los trabajadores despedidos esperan participar en el nuevo proceso de captación. Según ha trascendido, uno de los cambios que se avecinan es del del nombre; ahora el central azucarero se llamará Fabricio Ojeda.

Fuente: elpitazo.com