Las plantas estatales, al igual que las privadas, enfrentan obstáculos para producir porque tienen limitaciones en el acceso a las divisas, aumento de los costos, falta de equipos, fallas eléctricas y problemas laborales

Las metas de producción son menores a las formuladas en 2016 y la oferta de artículos de las redes gubernamentales tendrá una reducción. Las plantas estatales, al igual que las privadas, enfrentan obstáculos para producir porque tienen limitaciones en el acceso a las divisas, aumento de los costos, falta de equipos, fallas eléctricas y problemas laborales.

Los malos resultados de las empresas públicas han repercutido en el desabastecimiento, el cual se ha agudizado porque las plantas privadas no tienen la capacidad para atender la demanda, debido a que su producción ha bajado por el modelo de controles del Ejecutivo.

En una noticia publicada por Crónica Uno de Mayela Armas se estima que para este año, las metas de fabricación de Lácteos Los Andes e Industrias Diana descenderán entre 13 y 20 %, según los presupuestos. En Industrias Diana, el gasto de esta empresa ascenderá a 393 millardos de bolívares, el cual también sube respecto a 2016, cuando fue 19 millardos de bolívares. Esta fábrica de aceite proyecta elaborar 133.245 toneladas, cifra que evidencia un descenso de 20 % en relación con el objetivo del año anterior, que fue 167.808 toneladas.

Pero los presupuestos de los entes oficiales revelan que los objetivos varían. Este año, el Gobierno asignará a Lácteos Los Andes 304 millardos de bolívares, lo que refleja un salto respecto a lo programado en 2016, que fue 32 millardos de bolívares, sin embargo, el procesamiento de leche, jugos, yogurt y otros productos se contempla en 375.707 toneladas, 13 % menos que lo programado en 2016, que fue 432.317 toneladas.

La Empresa Mixta de Leguminosas señala que procesará y empaquetará 9.500 toneladas de granos, dicha meta muestra un retroceso de 54 % cuando se compara con la prevista en 2016, que fue 20.846 toneladas.

A su vez, la Empresa Mixta de Porcinos proyecta elaborar 1.753 toneladas de carne de cerdo, un descenso de 19 % frente a lo planificado en 2016. La información oficial muestra que la meta de producción de pollo es la única que sube en 13 %.

Frente a la crisis, Maduro exige a las industrias de alimentos y de artículos de aseo personal entregar 50 % de su producción a los entes oficiales para ser ofrecida a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Para la compra de alimentos y la adecuación de infraestructura de los establecimientos se destinarán este año a la Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas (CASA), la Corporación Única de Servicios Productivos (que reemplazará a CASA), Mercal, Pdval y Abastos Bicentenarios 3,8 billones de bolívares, cuando en 2016 se previeron 427 millardos de bolívares.

En Abastos Bicentenarios se proyecta la venta de 112.403 toneladas de artículos. Esta meta tiene una reducción de 70 %, pues en 2016 el objetivo fue ofrecer 369.518 toneladas.

La asignación de Pdval no detalla la planificación de 2017. El gasto de la Corporación de Servicios Productivos tampoco precisa la meta de importaciones para este período.

El Gobierno presenta parcialmente el gasto. El presupuesto global de 8,4 billones de bolívares sigue sin divulgarse.

Fuente: http://www.talcualdigital.com/