Luego de que el presidente Nicolás Maduro decretara el 1 de febrero como Día No Laborable, en conmemoración de los 200 años del natalicio del general Ezequiel Zamora, empresarios venezolanos se declararon en rebeldía este lunes, indicando que no acatarán la medida.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria, Víctor Maldonado llamó “al desacato” a través de su cuenta oficial en Twitter, mientras aseguró que se trataba de una actitud libertaria.

Carlos Larrazábal, primer vicepresidente de Fedecámaras hizo lo propio y apoyó la medida indicando: “Desobediencia ciudadana, todos a trabajar el 1ro de febrero. Eso es lo que el país necesita, trabajo y más trabajo”.

Por su parte, el gobernador del estado Miranda Henrique Capriles  se sumó a la iniciativa y manifestó que en la entidad que representa, se laborará el primero de febrero.

“Nosotros, como lo hacemos todos los días, vamos a trabajar el miércoles primero de febrero, no seguimos el mal ejemplo de la cúpula vaga y reposera”, dijo.

El sector empresarial del país actualmente atraviesa una situación crítica, debido a los controles de precios y la falta de divisas. De acuerdo al portal PanamanPost.com, de 800.000 empresas existentes en Venezuela en 1999, solo quedan 230.000, lo que significa la “muerte” de al menos 570.000.

Fuente: http://enpaiszeta.com/