La compañía, dedicada a la impresión de documentos de seguridad como cheques, bonos, tarjetas de crédito y débito, timbres fiscales, pasaportes, cédulas y tickets estudiantiles, cesó operaciones, según constató el Ministerio del Trabajo el 23 de febrero.

homas Greg & Sons de Venezuela, C.A., E.M.A., ubicada en Quíbor, estado Lara, y que fue constituida en marzo de 1991, tenía a empresas y organismos del Estado entre sus principales clientes.

La resolución del Ministerio del Trabajo que ordena la ocupación inmediata y el reinicio de operaciones de la empresa, está publicada en la Gaceta Oficial 41.107 del 6 de marzo.

De acuerdo con las consideraciones de la resolución, la decisión se adopta toda vez que la directiva de Thomas Greg & Sons de Venezuela incumplió una providencia administrativa de la Inspectoría del Trabajo Pedro Pascual Abarca, que ordenó el reinicio inmediato de las actividades productivas.

La empresa notificó a sus trabajadores del cese de operaciones a través de un comunicado colgado en la cartelera informativa de la instalación, que informaba de la paralización de las actividades a partir del 1º de marzo.

Tras la ocupación, se instaló una Junta Administradora Especial que tendrá una duración de un año y que está conformada por Jeanette Abreu y Katiuska Pérez por parte de la representación laboral y por Alexandra Crespo, por la empresa.

Este procedimiento es similar al adoptado por el gobierno de Nicolás Maduro con las empresas Clorox Co, Kimberly Clark de Venezuela, productora de pañales y papel higiénico (Aragua) y Guardian de Venezuela, fabricante de vidrio (Monagas).

Fuente: El Estímulo