Prefieren resguardar la planta por temor a expropiación

Alrededor de 2000 trabajadores de la Planta Barquisimeto de la industria Kraft Food fueron enviados a sus hogares, porque una de sus líneas de galletas, que se distribuye a todo el mercado nacional, fue paralizada por falta de materia prima para su elaboración.

Ante esta situación, se negaron a abandonar la institución y prefieren cumplir sus horarios completos, a la espera de la llegada de los insumos que requieren para trabajar.

Gustavo Javier Saavedra, presidente del Sindicato Bolivariano de trabajadores de la Kraft, dijo que la decisión de los directivos de enviarlos a sus viviendas no fue aceptada, como tampoco firmaron un acta de paralización que les solicitaron. El cese de labores comenzó este lunes 15 de febrero y se extenderá hasta el 15 marzo.

Explicó que otra opción que ofreció la compañía fue un permiso remunerado a salario base, pero tampoco fue aceptada.

Para evitar malos entendidos, Saavedra aclaró que pidieron a la directiva los registros de solicitud de los insumos, para conocer si los hicieron en los lapsos correspondientes, pero la respuesta fue negativa porque la documentación “solo es entregada a las instituciones con competencia”.

Preferimos mantenernos en la industria, haciendo los mantenimientos preventivos y correctivos a la maquinaria, atentos con lo que pueda ocurrir, porque no queremos quedarnos sin empleo, serían casi 2000 familias en la calle”, señaló.

En vista de la vigencia del Decreto de Emergencia Económica, presentado por el Presidente Nicolás Maduro, también tienen la preocupación de que la empresa pueda ser tomada por el Ejecutivo Nacional, en vista de que no está produciendo en estos momentos.

Paralización podría extenderse
Explicó que para un turno de ocho horas, se requieren más de 100 toneladas de materia prima diarias y así cubrir tres líneas de producción. En la sede Barquisimeto cuentan con 12 líneas, pero nueve ya habían dejado de funcionar anteriormente.

Los trabajadores piden una reunión entre el Ministro de Alimentación Rodolfo Marcos Torres, como también que los incluyan en el actual Consejo de Economía, porque la situación es grave y afecta a todo el país.

Richard Castro, secretario general del Sindicato de trabajadores de alimentos Lara, manifestó preocupación por el tiempo que pueden perder mientras llega la harina, debido a que el trigo está previsto que entre al país en unos 30 días, luego comienza el proceso de nacionalización y por último, se efectúa la molienda del producto, lo que retrasaría aún más la puesta en marcha de la producción de las galletas, conocidas en el mercado como Club Social.

Denunciaron desde el 15 de enero
En Kraft Food Barquisimeto hacen vida tres organizaciones sindicales, las cuales han presentado pugnas que hasta ahora no han solventado. Hace un mes, el 15 de enero de 2016, trabajadores habían denunciado trato discriminatorio por parte de una de las organizaciones, debido a una división interna por diferencias ideológicas.

En esa ocasión, Romualdo Seguerí, delegado de prevención en representación de los trabajadores de la empresa de alimentos Kraft, relató que habían recibido amenazas y advirtió que el amedrentamiento se basaba en una supuesta reducción de personal de 500 personas, información que la empresa había desmentido. Para ese momento ya reconocían falta de materia prima en la planta.

Fuente: El Pitazo