Venezuela enfrentará otro pago más pendiente con entidades internacionales. En este caso se trata de una de las deudas con Gold Reserve, debido a que la Corte de Apelaciones de París emitió un fallo a favor de la minera y rechazó así la exigencia del presidente Nicolás Maduro de anular una sentencia que data de 2014.

El laudo, del que el Gobierno nacional buscaba “escapar”, fue dictado el 22 de septiembre de 2014 y ordena al país pagar una indemnización de 730 millones de dólares a la empresa canadiense por las expropiaciones de sus activos en la región de Guayana. 

Pero la deuda no se detiene aquí, ya que la firma Rendivalores expresó que el país tendría una deuda total de más de 800 millones de dólares con la minera. Además, la Corte de Apelaciones también ordenó al Gobierno de Maduro pagar 150.000 euros adicionales por costos procesales.

Sin embargo, Gold Reserve mantiene un perfil optimista al comentar que siguen percibiendo a Venezuela como un socio que cumplirá con el pago de sus responsabilidades con eficiencia y así poder continuar con el proyecto Siembra Minera. Por su parte, el Estado venezolano todavía podría acudir a la Corte de Casación de Francia, la instancia final en el sistema judicial francés, según reseñó El Nacional.

Fuente: El Informador